Trincaje de mercancías: ¿en qué consiste?

El trincaje de mercancías es una acción que permite sujetar un conjunto de objetos, inmovilizándolos de manera firme utilizando ciertos materiales diseñados para este fin. Bultos, paletas, máquinas, cajas y todo tipo de elementos que se puedan transportar por medios marítimos, aéreos o terrestres.

Gracias a estos avanzados sistemas de sujeción, es posible prevenir una larga lista de accidentes laborales, que ponen en riesgo la integridad física de los trabajadores, la infraestructura del lugar y lo que se pretenda trasladar. Tener la oportunidad de evitar rozaduras, golpes, desplazamientos o vuelcos del contenido es de gran ayuda para las industrias relacionadas con estos sectores.

Trincaje de mercancías

¿Por qué es necesario el trincaje de mercancías?

Por lo general, toda operación que requiera de la carga o estiba de un material en un medio de transporte debería estar unida a un sistema de trincaje, a excepción de aquellas cosas que ocupen totalmente el espacio y no haya posibilidades de que ocurra un accidente que dañe los productos.

En el caso de que queden huecos vacíos que no permitan la sujeción natural de la mercancía, es indispensable la instalación de estas herramientas como complemento logístico del traslado. Hay que destacar que algunos seguros no reconocen daños o siniestros si consideran que debió utilizar un trincaje en el viaje y no lo hizo, por lo que no es una exageración considerarlo parte del método de traslado.

Recomendaciones para un trincaje y estiba seguros

A la hora de embalar o transportar productos que puedan dañarse en el viaje, deberás tener en cuenta los siguientes consejos:

  • Separación de artículos que no son compatibles: productos químicos, tóxicos o alimentarios no deberían permanecer en una misma unidad de transporte de carga.
  • Distribución equilibrada de la presión de embalajes: no es recomendable apilar las cajas sin evaluar el peso que ejerce una sobre otra. Incluso, si es necesario, podría servirle la colocación de pilares para repartir equitativamente ese valor.
  • Formación del personal: los encargados necesitan conocer a profundidad todo lo relacionado con la prevención de riesgos laborales, manipulación de cargas y utilización de equipos de protección apropiados según el caso.

El diseño de estas máquinas tiene que seguir los parámetros establecidos en las normas, con el fin de garantizar un óptimo desempeño. Por lo tanto, asegúrate de contar con un proveedor reconocido en el mercado.

Deja un comentario