Eliminación de amianto: ¿quién es el productor de residuos?

limpieza de amianto

Un requisito indispensable para cumplir con las obligaciones que la ley nos exige, es saber que tenemos la responsabilidad de hacerlo, de lo contrario, podremos ser sorprendidos por las autoridades cuando nos impongan una sanción derivada de una falta que hayamos cometido y esta situación puede presentarse si durante la eliminación de amianto no estamos al tanto del rol que debemos asumir.

A propósito de lo anterior, cuando se requiere eliminar el amianto, es conveniente identificar a los sujetos que se involucran en el procedimiento, es decir, productor y gestor, ya que cada uno posee responsabilidades diferentes.

Ahora bien, la mayoría de las personas pertenecen al grupo de los productores de residuos y estos, son todos aquellos que se dedican a generarlos o bien intervienen en el tratamiento previo. Asimismo, a los efectos del desamiantado, se incluyen en dicha categoría, quienes están en posesión de ellos.

 

¿Cuáles son sus deberes?

De conformidad con las normas que regulan la materia, el productor o poseedor de residuos es el administrador de los mismos y responderá por ellos mientras estén bajo su titularidad. También, le corresponde asegurar que sean procesados con anterioridad a la intervención del gestor. En consecuencia, contratará a una empresa autorizada que realizará las siguientes actividades:

  • Envasado: se llevará a cabo en recipientes de plástico, herméticos y resistentes, de manera que pueda evitarse toda posibilidad de liberación de fibras tóxicas. Se aconseja, no llenarlos completamente, a fin de cerrarlos con facilidad y evitar la expulsión de aire.
  • Etiquetado: se hará siguiendo las instrucciones previstas en las normas pertinentes y podrá imprimirse directamente en el envase, atarse fuertemente al mismo o fijarse con un adhesivo de alta calidad.
  • Almacenamiento: es de carácter temporal, puesto que, posteriormente serán recogidos por la empresa encargada de gestionarlos. Se depositarán en un área que sea de fácil acceso para el vehículo que los retirará.

Adicionalmente, informará a las entidades respectivas, las incidencias derivadas de la eliminación del amianto. La omisión o errónea ejecución de las pautas anteriormente señaladas, podrá motivar la imposición de alguna sanción, por tanto, se recomienda consultar con una empresa experta cuya orientación le ayude a evitarlas.

 

 

Deja un comentario