Como se cambia la bomba de agua

El sistema de refrigeración de un coche es algo fundamental para mantener una temperatura adecuada de funcionamiento en el mismo. Si necesitas cambiar tu bomba de agua, puedes encontrar un taller de alta calidad en autingo, porque es el mejor directorio de talleres que encontrarás en el mercado.

Sin embargo, esta es una reparación que también puedes hacer por tu cuenta, y por este motivo me he dado a la tarea de prepararte este post. Así, podrás decidir si vas a llevar el coche a un taller o si te arriesgas a hacer la reparación por tu cuenta.

Consejos para cambiar la bomba de agua

Cambiar la bomba de agua es relativamente sencillo, pero si no sabes mucho de mecánica lo mejor será llevar el coche al taller para evitar errores. Sin embargo, el coste es algo que se debe tener en consideración porque dependiendo del coche puede ser de hasta 1000 euros.

Por otra parte, al hacer el cambio por tu cuenta, esta es una reparación que te resultará barata, porque puedes encontrar una bomba de segunda por menos de 160 euros. Pero, debes asegurarte de seguir este procedimiento:

Bajar la bomba rota

Antes de comenzar con todo el proceso, debes asegurarte de que el coche esté completamente frío porque así evitarás quemaduras con el líquido refrigerante caliente. Una vez que te asegures de ello, será el momento de comenzar con el drenaje del líquido refrigerante y así el sistema quedará completamente libre para trabajar.

Este es el punto en el que se deben soltar las mangueras que están conectadas a la bomba de agua, para terminar el drenaje. Después se deben quitar los tornillos de fijación, para que puedas retirar la bomba de agua del motor, asegurándote de dejar completamente limpia la zona.

Colocando la bomba nueva

Será el momento de colocar la bomba de agua nueva en su lugar, y para ello es importante asegurarse de que la bomba sea del mismo modelo de la que quitaste. Esto te permitirá evitar contratiempos y se deben colocar los tornillos de fijación y las mangueras que se habían desconectado.

Es el momento de llenar el sistema con líquido refrigerante, y debes asegurarte de que no exista ningún tipo de fuga en el motor. Purga el sistema encendiendo el coche, y rellena el faltante de líquido refrigerante, para que finalmente dejes el coche en reposo por un período de 4 horas antes de usarlo nuevamente.

Deja un comentario