Empresas en auge.

Tal y como pintan las cosas cada vez está más complicado encontrar un puesto de trabajo y ni hablar queremos si la cuestión es montar una empresa.

Crear hoy en día un negocio resulta mucho más complicado y arriesgado que hace unos años. ¿Qué negocio monto para que por lo menos me dé para pagar y comer? Esa es la gran pregunta que mucha gente emprendedora se hace a la hora de soñar con montar un negocio propio.

En este artículo te damos unas pequeñas ideas de cuales han sido los negocios con mayor beneficio en los últimos tiempos.

Las tiendas de segunda mano y de alquiler de ropa, la atención a niños y personas con discapacidad, los gimnasios y los establecimientos de lujo son varios negocios en auge en estos últimos años.

La creación de empresas en España descendió en junio un 1,1% respecto al mismo mes del año pasado y se constituyeron 7.550 nuevas sociedades, según el INE (Instituto Nacional de Estadística). Pese a estos datos, el desplome del consumo de los hogares y la subida del IVA, aún hay distintos tipos de negocios en los que la crisis no solo no ha hecho mella, sino que salen más fortalecidos de esta situación. En el siguiente artículo se enumeran algunos negocios en auge durante estos tiempos de crisis.

Los comercios con precios bajos y artículos de segunda mano están teniendo un gran éxito entre los consumidores

Antes de iniciar la andadura empresarial, es imprescindible estar familiarizado con las grandes tendencias del mercado y, en particular, hay que conocer los sectores de negocio con mayor potencial de crecimiento.

También, antes de invertir un dinero o dedicar tiempo y esfuerzos, quien pretende poner en funcionamiento un negocio debe considerar si su proyecto tiene posibilidades en el mercado y si se adapta a sus conocimientos y habilidades. Conviene tener las ideas muy claras desde el principio y reflexionar sobre la viabilidad de la iniciativa.

Algunas de las empresas con más salidas son los pequeños comercios que se pueden iniciar con poca inversión y, aunque la rentabilidad no es demasiado alta, pueden sacar del apuro a una familia.

Para estos tipos de negocios no se requiere un local grande, por lo que los alquileres no tienen por qué ser demasiado caros. Sin embargo, es importante que la empresa esté ubicada en una zona con afluencia de tránsito. Los negocios más prósperos son las fruterías, panaderías y pequeñas tiendas de productos básicos. Otro tipo de negocio refugio es una peluquería, pues tampoco requiere una gran inversión y, aun en época de crisis, se recurre a este servicio.

Otros negocios que están aflorando más debido a la crisis y que están teniendo buena aceptación por parte del consumidor son:

Alquiler de vestidos de novia, de fiesta o de disfraces.

Establecimientos de ropa a precios económicos y de arreglos de ropa.

Gimnasios, centros de estética y de productos dietéticos.

Asistencia para personas con discapacidad.

Restauración y catering.

Tiendas de artículos de segunda mano.

Tiendas online.

Asesorías de instalaciones de Internet.

Vending, es un local con máquinas de café, agua, aperitivos, chocolatinas, etc. Si el local se encuentra bien situado, es una tienda abierta las 24 horas que no requiere de dependientes.

Clases particulares de idiomas, música o informática.

Coach personal. Este profesional se dedica a ayudar a las personas que quieren desarrollar una mayor eficacia personal. Esta figura está cada vez más de moda en España, sobre todo en las empresas, pues fomenta que sus trabajadores saquen lo mejor de sí mismos y que sus gerentes gestionen lo mejor posible. Los servicios de un «coach personal» se solicita y, por regla general, tanto empresas como particulares que recurren a él quedan contentos.

Personal shoppers, son expertos para orientar y guiar en las compras.

Negocios de compra de oro y plata.
Negocio para emprendedores online.

La importancia de contratar verdaderos profesionales.

Es importante que sepamos elegir bien a la persona que va a llevar a cabo la reforma o reparación en nuestro hogar. Debemos de ser más exigente a la hora de contratar a una persona o empresa y que realmente sean profesionales del sector.

Sin embargo, los expertos nos aconsejan que estemos prevenidos, ya que, en principio, los servicios de los buenos profesionales de las reparaciones y las reformas domésticas: albañiles, pintores, electricistas… y, en especial, los fontaneros, no suelen ser precisamente muy baratos. Si son buenos, el dinero que se pague por estos servicios tiene que ser siempre el adecuado a la solución que se necesita. Lo barato sale caro cobra aquí un específico sentido.

Los profesionales del sector suelen darte un presupuesto ajustado a las necesidades de la obra o de la avería. Piensa que en ese presupuesto están contemplados gastos de desplazamiento, el material y sobre todo la mano de obra.

Ante cualquier avería doméstica se debe tener en cuenta todo esto que aquí indicamos, porque, si no, podríamos llegar a:

  1. pagar unas tarifas más bajas (también más altas…) de lo que la solución demanda, con el consiguiente riesgo de que se reproduzca el problema a corto plazo.
  2. sufrir las molestias de tener de nuevo obras en casa por más tiempo del necesario.
  3. la posibilidad de no resolver nunca el problema de la manera más adecuada.

Como a menudo todo ello es el resultado de no invertir el tiempo necesario en la previa elección de un profesional apropiado (en las fuentes consultadas se habla específicamente de los fontaneros), hay algunas sugerencias que siempre deberíamos considerar.

  • Es bueno tener siempre algunos fontaneros localizados. Una opción muy saludable es marcar como «favoritos» en su ordenador algunas web para tener siempre disponibles los contactos necesarios y las soluciones más idóneas para las reparaciones y las reformas de su hogar.
  • También le conviene tener alguna referencia de la ubicación y la localización de su actividad, para que no tengan que recurrir a los servicios de otro fontanero si lo vuelven a necesitar en el futuro.
  • Asimismo, es una buena idea consultar a los vecinos y preguntarles si el fontanero aquél, el albañil, el electricista, etc. que repararon su avería o que realizaron su reforma han sido eficaces, y si merece la pena volverles a contratar.
  • Y, por último, es también necesario conocer (aunque sea de forma aproximada) el precio medio de las reparaciones más habituales. Aunque, como es lógico, esto es siempre muy particular, porque no hay dos reparaciones ni dos reformas iguales. Sí pueden ser muy parecidas; pero nunca iguales.

Una vez que haya elegido a un fontanero para arreglar su avería, no tema exigirle (incluso por escrito) lo que le a Usted le parezca necesario. Si el fontanero elegido es bueno, nunca tendrás problemas en recibir de él las respuestas más precisas a sus dudas o a sus preguntas. Sin tergiversaciones y sin falsas interpretaciones; con claridad y con exactitud. Esta es una diferencia evidente y palpable entre los que realizan su trabajo con eficacia y excelencia, y los que no.

Y pida siempre su factura detallada. Con el precio que has pagado por el trabajo realizado, y con los impuestos que la ley establezca para este tipo de reparaciones y de reformas. Esto le permitirá ver cada cosa por la que estás pagando, así como los servicios y materiales que han sido realmente utilizados. Y tener la garantía de no recibir sorpresas indeseadas más adelante.

Así es como se consigue la plena satisfacción del Cliente.

Y así es como los buenos fontaneros se aseguran su actividad por encima de las crisis y de los tiempos de incertidumbre con Clientes que están dispuestos a recomendar en el futuro sus servicios a otras personas que los necesiten, o que no dudan en guardar en lugar seguro (y fácilmente «recuperable»…) los datos de contacto de los buenos profesionales.

Localizar y hacerte con un buen profesional te evitará en un futuro gastos innecesarios para tu bolsillo. No temas en pedir referencias si te hacen falta, piensa que tu estás pagando por un profesional y que es este el único que te puede garantizar una buena obra y un magnifico arreglo de tu avería. Fontanero centro sevilla.